Cordero asado al horno prandium

Esto requiere tiempo, aproximadamente un par de horas,… pero para una cenita molona en casa con el frío que hace, esta receta os va que ni pintada….

Sólo necesitáis un poco de tiempo, de ahí que sea ideal para el finde.

Preparaos para ¡UN BUEN CORDERO ASADO AL HORNO!

cordero asado prandium

Venga niños, empezamos!

1. Cogemos una pieza de cordero y la salamos por las dos caras.

2. Calentamos el horno a 250ºC durante unos minutos.

3. Cogemos un recipiente como una cazuela de barro o cualquier una fuente que permita horno.

4. Introducimos en este caso un molde para poder tener la pieza en alto sin que toque el fondo. Si disponemos de una fuente pequeña nos irá mejor, pensar que la pieza de carne no debe tocar el fondo del recipiente.

5. Añadimos un vaso de agua. En nuestro caso hemos utilizado un caldo de pollo que hace mi madre.. si tenéis caldo, os quedará más sabroso. Pero con agua sola queda muy bien también.

6. Una vez tengamos el horno caliente, lo bajamos a unos 170ºC-180ºC.

7. Vamos controlando la cocción, que durará aproximadamente una hora y media.

8. Cada 15-20 minutos, vamos regando la pieza de carne con el caldo que queda en el recipiente y que es la mezcla del caldo y lo que va soltando la carne. Queda una salsa exquisita!

9. Al cabo de una hora y cuarto, dale la vuelta a la pieza para que quede dorada por ambos lados.

10. ¡Ya está lista! Ahora a disfrutar de un buen cordero asado al horno.

NOTAS, TIPS, CONSEJOS Y OTRAS HIERBAS…

Como habrás visto, esta receta NO lleva ni manteca, ni aceite…. Así que la única grasa es la de la pieza de cordero.

Mojar el pan en la salsita que queda es flipante.

Imagina esta cena, un buen vino, buena compañía. En Prandium nos encanta proveeros de buenas situaciones ;-)

Ya nos dirás qué tal. Esperamos que lo disfrutéis (si podéis en pareja, mejor).

¿Te ha gustado? ¿Es fácil?… Este estilo es el que nos gusta transmitir. Para las comidas de entre semana donde no tenemos tanto tiempo, visita wwww.prandium.es y mira lo que podemos hacer por ti.

Si prefieres que te mandemos un mail con algunas recetas todas las semanas, sólo tienes que apuntarte en:

Anuncios

Como me salió el arroz prandium del finde

Si… ya sabemos lo típico… No arranques un post con el rollo “perdón, hace tiempo que no escribimos…” Así que solo os diremos que estamos envueltos en una revolución de narices. En cuanto sepamos a dónde nos lleva, iremos informando.

Mientras tanto,…Os voy a contar como salió el arroz del finde. Lo documentamos todo ( vía fotos del móvil, perdonar la calidad ) y queremos compartirlo con vosotros.

Ahí va!

El arroz dominguero de prandium

Veréis que hay un montón de pasos ( que nooo… que sólo son fotos para que se vea mucho más claro)… pues ahí va resumido:

Ánimo campeones!

1. Coge setas de estas secas ( boletus ) y déjalas en agua un buen rato para que hidraten. Limpia y corta la seta que no sea desecada. Yo utilicé “rossinyols” (no sé la traducción al castellano) pero podéis utilizar lo que más os guste.

2. Limpia y trocea un manojo de ajos tiernos y un par de alcachofas. Tenlo preparado para cuando llegue su momento de gloria.

3. En una paella con un poco de aceite y un ajo picado, añade la costilla de cerdo y las salchichas del país. Recuerda de pinchar las salchichas antes…si no, vas a tener una guerra con el aceite y seguramente ganará él.

4. Una vez este cocinado ( ha cogido color y está doradita la carne ), resérvalo en un plato a parte. Conserva el aceite con el que has cocinado la carne en la misma paella.

5. En ésa paella, ahora introduce la verdura (alcachofa y ajo tierno) y póchalo un poco (pochar = ablandecer y “medio cocinar”)

6. Ahora introduce en esa mezcla las setas para que se vayan cocinando y se mezclen los sabores.

7. Guarda el agua de los boletus desecados…. luego la necesitarás.

8. Ahora es tu momento de gloria! Vamos a montar el arroz!

9. En la paella arrocera (o paella grande en su defecto) pon un poco de sofrito. Aqui lo hacemos nosotros mismos, pero si tienes de pote servirá. Cuando seas un “pro” ya te lo harás tu mismo…

10. Ahora introduce la carne que has dorado antes.

11. Ahora introduce el arroz. Como siempre, una taza de café por ración de persona es más o menos la medida ideal.

12. Mézclalo durante unos minutos con el fuego no demasiado fuerte. Esto sirve para que el grano de arroz coja el sabor de la carne y el sofrito y también para que el grano quede “suelto” una vez hagamos el arroz.

13. Ahora introduce las verduras con las setas.

14. Ahora el caldo de pollo o ave y el agua que te ha quedado de hidratar los boletas. La medida, 2 partes de líquido por 1 de arroz. ¿Y eso que quiere decir? Pues que tiene que haber el doble de caldo que de arroz…

15.  Y ahora ya está montado… Sólo tiene que cocerse el arroz durante unos 20 minutitos aproximadamente.

TRUCOS, CONSEJOS (Olé yo dando consejos…;-) ), Y OTRAS HIERBAS:

– Si a alguien le gusta el arroz “enganchado” el truco está en no usar ninguna cuchara para remover durante la cocción. Si necesitas hacerlo, coge la paella por la asa y dale unos “meneos”.

– Rectifica de sal y pimienta (si te gusta) cuando falten unos 10 minutos de cocción del arroz.

Si has llegado hasta aquí y te animas a que tu familia flipe en colores, habrá valido la pena que un desastre en la cocina como yo te haya convencido. Pero te aseguro que es más fácil de lo que parece!

Ahora va el premio recibido: Besos de mi familia (pobres, ejercieron de conejitos de Indias ).

¿Se puede tener mejor premio?

No dudes en visitar www.prandium.es si quieres que te lleven a casa recetas mucho más fáciles y molonas y además no te preocupes por ir a comprar. Ellos te lo traen ;-)

 

www.prandium.es

Gracias verano, ha sido un placer ;-P

Vaya! Ya estamos en otoño….qué lejos quedan ya esas horas en las que el sol y el calor lo invadían todo…. Parece que haga siglos que los niños van al cole, los adultos a la rutina… en fin.. Pero el otoño también nos trae cosas chulísimas!

Ya no hace este calor sofocante y por la noche te tapas para dormir….( si tu marido no ronca,está claro! ), tiene su puntito de romántico…. colores ocres, atardeceres, mantos de hojas, … un pañuelo siempre a punto… esa candela que la notas que quiere salir y tu te resistes a golpe de “tirar p’arriba”… Aix… el otoño.

Y con otoño comienza la mejor temporada de algunos de los alimentos frescos que nos encantan…Os los presentamos:

La calabaza:

Qué me decís de su textura sedosa y su sabor suave? Ya sabes que las cremas de calabaza es una solución ideal y que siempre queda muy bien. La encontrarás mucho en prandium.

Espinacas:

Si quieres estar fuerte como Popeye el Marino, ya sabes, a comer espinacas. Tienen mucho hierro y vitaminas, lo que además de quedar muy bien con cualquier combinación que hagas ( en prandium las utilizamos hasta para los rellenos de pescado ) aporta una ayuda ante anemias, estados de cansancio, resfriados…

Uvas:

Que el vino salga de la uva ya nos indica lo mediterráneo que es… Es uno de los cultivos más antiguos que conocemos y no sabríamos vivir sin ellas.

Un buen postre ideal para los niños!

Manzana:

El otro día los prandiers visitábamos la feria agrícola de Lleida. Había manzanas por todas partes y súper apetecibles todas… Si no, de qué que sea la fruta de la tentación?

Las manzanas admiten de todo: al natural como postre, al horno como postre, cocinadas como acompañamiento, en salsas, en compotas, …. manzanas everywhere!

Setas:

Y el rey del otoño. En prandium somos unos fans totales! A la parrilla, en salsas, pochados con ajitos, en risottos…. Y lo mejor, ese día que cogemos la cesta, nos calzamos las zapatillas deportivas, nos ponemos ese chandal cutre y nos adentramos en el bosque a dejarnos los riñones a la caza de cualquier individuo que ose sacar un poco la cabeza… Eso, eso es lo mejor!

Así es que amigos, el otoño es una de las estaciones que más nos gusta en prandium. Buenas comidas, sabores entrañables, excusas para compartir diversión con la familia y amigos, salir al campo y pasarlo bien en contacto con la naturaleza..

¿Qué? ¿A que ya no suena tan bien eso del veranito?

buscar bolets prandium

Preparados, listos,…ya!

Y así todo el día….

Suena el despertador,…vuelve a sonar el despertador……, vueeeelve a sonar el despertador…. Hasta que notas el codazo.

En ese momento, sales de la cama como puedes y divisas tu objetivo: El baño.

Lo que no nunca he llegado a comprender es como una mujer puede ser más rápida que Usain Bolt en una final olímpica y sin darte cuenta, te despiertas de golpe cuando topas de morros con la puerta que tan hábilmente se ha encargado de cerrar a cal y canto tu pareja.

Y a partir de ahi… los acontecimientos se desencadenan…

Se despiertan los niños… ! Hay que prepararse para lo que venga. Que si no quiero ponerme esto, que si el baño está ocupado…que si no quiero desayunar, que si vamos tarde… En fin, película italiana a primera hora de la mañana. Y tu sigues en pijama.

Gritos de tu mujer! Todavía estás así? ….. Resoplas. Hoy será un día duro.

Trabajo… que podemos decir del trabajo. Los que tengan ya saben de lo que les hablo. Esa presión latente que últimamente está demasiado extendida por cualquier oficina, tienda, almacén o donde sea que tengas la suerte de trabajar. Los que no, en la cola del Inem, o buscando como locos por las escasas opciones de trabajo actuales.

Comer algo rápido a mediodía, tupper o menú batallero. Va! Que ya llegamos! … Bueno, la que llega después de comer es esa morriña que te entra cuando tu sangre se concentra en el estómago intentando ayudar en la digestión ( sobretodo si has ido al menú poligonero ).  En ese momento, qué mejor que pensar en tu maldito jefe o compañero que no tragas…. Para que la tarde te sea más llevadera, ¿verdad?

Perooooo no todo es tan catastrófico! Llegan las 6 o las 7 y uno intenta salir pitando hacia su casita. Porque,… como en casa en ningún sitio, ¿o no?

Te esperan: Tu mujer a la que o el trabajo no le ha ido bien, o los niños se han portado mal.. o lo que sea. Los niños que intentan venderte que tu mujer exagera. La lavadora. Y en el mejor de los casos, quizá el fútbol. Cenar “algo rápido” y al sobre.

Y vuelta a empezar….. suena el despertador…., suena el despertador…..

¿Qué? ¿Le damos la vuelta?

Ésta pequeña historia quiere reflejar con un poco de cachondeo lo que puede ser una rutina mal llevada pero que por desgracia hay mucha gente que puede sufrir.

Os habéis fijado que al mediodía “comemos algo rápido” y por la noche…tambien! Sé que muchos de vosotros coméis sano y bien y por eso estáis así de estupendos. Y seguro que conocéis a alguien que lo “sufre en silencio”…¿a que si?

Haced que vuestros amigos ganen en calidad de vida! Recomendarles ESTO DE AQUI y su vida mejorará. Palabra ;)

crono_prandium