Bacalao confitado con tomate suave y espárragos verdes

Bacalao confitado con tomate suave

Recuerdo con mucho cariño esta simple receta. Fue la primera que cocinamos para fotografiarla porque soy muy fan del pescado en general, pero el bacalao es uno de mis platos favoritos. Se puede hacer de mil maneras y todas me gustan con locura.

Así que como no podía ser de otra manera, debo compartir con vosotros la receta de bacalao confitado con tomate suave.

Receta de bacalao confitado con tomate suave

Ingredientes para 4 personas:

4 morros de bacalao desalado

600g de tomate a dados y pelado

2 dientes de ajo

3 patatas grandes

Aceite de oliva

Sal

Azúcar

Preparación:

1. Pelar y lavar las patatas. Una vez listas, córtalas en rodajas de 1 cm de grueso aproximadamente.

2. En un cazo, coloca las patatas y el bacalao y cúbrelo todo con aceite.

3. A fuego medio-lento, calentar el aceite sin que llegue a hervir durante unos 25 minutos.

4. En otro cazo con un poco de aceite caliente, dora el ajo. Seguidamente le añades el tomate pelado y cortado a dados, una pizca de sal y una cucharada pequeña de azúcar (para restar la acidez del tomate).

5. Deja que se confite a fuego lento durante unos 20-25 minutos.

6. Saca el bacalao y las patatas y retírales el exceso de aceite dejando reposar todo en un papel absorbente durante unos minutos.

7. Monta el plato: Coloca como base las patatas, añades el bacalao encima y lo cubres con el tomate suave que has hecho. Como decoración y complemento, unos espárragos verdes le quedan muy bien.

Si te gusta el bacalao, este plato te encantará. Queda muy suave, muy fino y además, adquiere un sabor profundo. Esta vez os recomendaré un buen cava rosado para compartir con esta receta. Mi recomendación, un Perles Roses de las Bodegas Naveran.

¡Disfrutar de la receta  y buen provecho!

Anuncios

Bacalao con muselina de allioli

Un clásico entre los clásicos. Este plato es de lo más sencillo y es de carta de restaurante.

Aqui, como que ya sabéis que no queremos que os compliquéis la vida y pretendemos que tengáis tiempo para todo, os proponemos la versión que quedarás muy bien y no estarás dos horas en la cocina.

Receta de Bacalao con muselina de allioli (mayonesa de ajo)

Bacalao con muselina de allioli

Ingredientes para 4 personas:

4 lomos de bacalao desalado

1 huevo

1 diente de ajo

sal

pimienta

Preparación:

1. Ponemos un huevo, un ajo y una pizca de sal en un recipiente alargado (el que nos viene con la batidora va ideal ).

2.Introducimos la batidora y la ponemos en marcha sin apenas moverla. Veréis como se va  haciendo solo el allioli.

(podéis ver los pasos foto a foto para hacer una mayonesa fácil aquí)

3. Sal y pimienta al bacalao a tu gusto.

4. En una sartén ponemos un chorrito de aceite y esperamos que esté bien caliente. Una vez coja la temperatura, ponemos el bacalao y lo hacemos a la plancha (déjalo más bien crudo puesto que le faltará todavía un poco de horno).

5. Una vez esté medio hecho, pon los lomos de bacalao en una fuente y extiende un poco de allioli encima.

6. Pon a gratinar unos 10 minutos (y se acabará de hacer el pescado)

¡Receta terminada! ¡Ahora a disfrutar!

Y así tendrás un plato principal súper chulo y que además, gusta mucho a todo quien lo prueba. La finura del bacalao (ojo! No bacalao fresco, sino desalado) con la mayonesa de ajo gratinada queda espectacular.

Como plato principal siempre es éxito seguro. Compleméntalo con un entrante suave y la velada (porque tu cena diaria se convertirá en velada) será para repetir.

Y ya sabes, si te gusta compartir lo que haces con los demás que flipamos contigo, lo puedes hacer subiendo la foto a instagram, o en Twitter, o también en Facebook.

Lágrimas de bacalao (receta aprovechamiento)

Has comprado un paquete de bacalao desmigado para hacer una ensalada. El paquete era demasiado grande.

¡Para! Ni se te ocurra tirar nada! Aquí un pequeño truco para aprovechar todo y que encima, te sigan cayendo besos por doquier.

Mira como aprovechar el bacalao y hacer una receta de lágrimas de bacalao:

Lágrimas de bacalao

Ingredientes:

El bacalao desmigado (o de esqueixada) que te ha sobrado

Huevo

Harina

Preparación de la receta:

1. En un bol o plato sopero, bate un huevo.

2. Introduce el bacalao dentro y deja que se impregne bien de huevo.

3. Prepara encima de papel absorbente harina para rebozar el bacalao.

4. Ahora saca el bacalao del bol y escúrrelo. Reboza el bacalao con la harina.

5. En una paella con aceite caliente, fríe durante unos minutos el bacalao rebozado.

6. Cuando haya cogido el color, retira el exceso de aceite con la ayuda de papel absorbente.

7. ¡Ya esta listo!

¿Cuánto has tardado? Fácil, ¿eh?.. Ya sabes que aquí estamos para ayudarte y que seas más feliz :)

Notas, consejos y otras hierbas:

Añade estas lágrimas de bacalao a las ensaladas. ¡Quedan de narices!

O ponlo como acompañamiento a algún pescado que quieras hacer. O incluso, un entrante ligero. Este aprovechamiento tiene muchas soluciones!

Bacalao con guacamole de menta y mahonesa de wasabi

¿Qué?… No me diréis que el título de esta receta no es digna de restaurante molón de 100 euritos…. O más.

Pues ya estás a punto de aprender a hacer esta receta tan y tan fácil que puedes hacer con cualquier pescado que te guste.  Lo puedes probar con merluza, con lenguado, o si quieres incluso superar el nivel de molonidad (ostras! Palabra nueva!) puedes prepararla con lomo de salmón o atún.

Lo fliparas tu, tu madre, tu pareja, tu hijo, tu sombra… y hasta el espíritu que ronde en tu casa.

Vamos allá con la receta de bacalao con guacamole de menta y mahonesa de wasabi. Disfruta de lo sencillo…

Pst! Tienes un video más abajo por si te va mejor…

Receta de pescado blanco con guacamole de menta y mahonesa de wasabi

Ingredientes:

200 g por persona de bacalao o cualquier pescado que te guste.

Para el guacamole:

Aguacates (1 por persona)

Limón o lima

2 dientes de ajo

Sal y pimienta

Menta seca o fresca (nosotros hemos usado seca)

Para la mahonesa de wasabi:

1 huevo

Sal

Limón

Vinagre

Aceite ( o aceite de girasol)

Wasabi (en polvo o en tubo)

Preparación:

1. Corta por la mitad los aguacates, retira el hueso y vacíalos con la ayuda de una cuchara de postres. Introduce en un bol la pulpa de los aguacates.

2. Riega los aguacates con el jugo de medio limón o lima.

3. Añade un chorro de aceite del bueno.

4. Con la ayuda del tenedor, machaca y tritura los aguacates hasta que quede una masa compacta pero con tropezones.

5. Añade ahora los dos dientes de ajo picados muy finos, la sal, la pimienta y la menta al gusto. Remuévelo todo hasta que los ingredientes queden bien mezclados.

6. Resérvalo en la nevera tapado con papel de aluminio para prevenir que con la luz se oxide el aguacate.

7. Haz una mahonesa casera con el wasabi. Oh! No sé hacer mahonesa! Click aquí si no sabes hacer mahonesa.

8. Ahora cocina el pescado a la plancha. Recuerda, comienza por el lado de la piel y déjalo que se vaya cocinando. En el último momento, dale la vuelta y termina de cocinar el pescado por la parte de la carne.

9. Ya puedes montar el plato. En el fondo de un plato extiendes el guacamole. Justo al lado extiendes la mahonesa. De esta forma, los que van a flipar con tu plato podrán combinar como más les guste el sabor de la mahonesa de wasabi y el guacamole de menta. Coloca encima del guacamole el pescado a la plancha con un chorrito de aceite por encima.

Siiiii!!! Ya está! Es extremadamente sencillo y os aseguramos que la combinación de sabores es espectacular. Algo nuevo en tu mesa, siempre a tu alcance y con ese toque tuyo molón.

¿Te ha gustado la receta de bacalao con guacamole de menta y mahonesa de wasabi? Pues no dudes en compartirlo con quien quieras!

Calabacín relleno de bacalao

Si, he de reconocerlo. Soy un loco del calabacín. Realmente es una de las verduras que le saco más jugo y de las que siempre encuentro algo con que cocinarlo. ¡Viva el calabacín!

En prandium siempre lo vas a encontrar en los menús que proponen.

Y hoy os lo presento así:

CALABACÍN RELLENO DE BACALAO 

Calabacín relleno de bacalao

Ingredientes para 4 personas:

4 calabacines más bien pequeños

1 cebolla

1 pimiento rojo

aceite

tomate frito

bacalao desalado

Preparación:

Lavamos los calabacines.

Si los quieres en vertical (como en la foto), córtalos por la mitad. Si los prefieres en horizontal (en forma de barca), córtalos en horizontal también por la mitad.

Ponlos a cocer con un poco de agua. ATENCIÓN! Cuécelos solo un poco, que quede al dente. Nos deben quedar tiernos pero no que se deshagan.

Los escurrimos y les retiramos la parte de las semillas. No lo tires que lo aprovecharemos todo.

Pica la cebolla y el pimiento muy finitos.

Sofríe en un poco de aceita la cebolla primero y luego le añades el pimiento rojo. Por último añade la parte de las semillas que has reservado anteriormente y el bacalao desmigado.

Deja que se poche a fuego lento un rato hasta que quede bien pochadito. Pruébalo y rectifica de sal y pimienta.

Ahora con esta mezcla, rellena los calabacines.

¡¡¡Y listo!!! Ya tienes lista tu receta de calabacines rellenos de bacalao.

¿Te ha gustado esta receta? Compártela con quien quieras :-)