Alcachofas rellenas de gamba

Soy muy fan de la alcachofa. Es de los alimentos que cuando no tienes (verano), lo echas en falta ya que siempre queda bien con todo. Además admite todo: cocidas, al horno, a la brasa, fritas, en harina…y seguro que de mil maneras más que me dejo.

Hoy, y combinando con lo mejor del mar, os presentamos la receta de alcachofas rellenas de gamba

Alcachofa rellena de gamba

Ingredientes para 4 personas

250 g gambas cocida

12 alcachofas

1 vaso vino blanco (opcional)

1 diente ajo

2 cucharadas aceite de oliva virgen extra

1 cucharada harina

zumo de limón

sal

Preparación

1. Se pelan las gambas cocidas y se reservan.

2. Se pelan las alcachofas desechando las hojas duras, se frotan con zumo de limón, para que no se pongan negras, y se cuecen en agua ligeramente salada y con el limón sobrante. Una vez cocidas, se sacan del agua. se corta la base en recto para que asienten bien y se saca con una cucharita parte del interior… se abren de modo que queden como una tartaleta.

3. Todo lo que saquemos de la alcachofa, corazón y base, se pica en menudito y lo reservamos.

4. En una sartén se pone a calentar el aceite, se dora el ajo muy picadito, se añade la harina.  Cuando está tostada (ojo! con un minuto de cocinar es suficiente!) , se añaden los corazones de alcachofa que teniamos reservados, el vino (opcional) y las gambas.

5. Rellena las alcachofas con el relleno que acabas de cocinar.

6. Si quieres darle un toque, gratina unos minutos.

¿No me direis que la receta no mola? Simplemente, es de aquellas que quedas como un auténtico profesional.

Así que corre a por alcachofas y atrévete con la receta!

Shht! Y como no la compartas con alguien, el espíritu de la alcachofa maligna te perseguirá hasta la eternidad….

Anuncios

Canelones de aguacate

Hablando el otro día con unos amigos de si me gustaba mucho el aguacate o no, de si el guacamole,…etc. Me acordé de que era preciso que publicara esta receta de canelones de aguacate.

Y si, lo reconozco. Mi pasión por el aguacate no nace del guacamole, sino que nace del sushi.

Pero eso ya lo contaré otro día. Hoy vamos a tope con la receta de canelones de aguacate. 

¿Preparados todos?

Canelones de aguacate

Ingredientes para 4 personas:

láminas de pasta para canelones

2 tomate de ensalada

1 pepino

1 cebolleta

2 pimiento verde pequeño

1 aguacate

1 limón

Sal

Aceite

Como preparar los canelones de aguacate:

1. Lavar el tomate, el pimiento y la cebolla y cortar en cuadraditos. Aliñar con sal y un chorrito de aceite. Mezclarlo todo y reservarlo en la nevera.

2. Ahora cocemos las láminas de pasta y una vez listas, las dejamos secar extendidas sobre un paño de cocina (si lo dejáis encima del mármol tampoco pasa nada, pero asegúrate que está totalmente limpio).

3. Abre el aguacate y sácale la pulpa.

Truco: Corta el aguacate por la mitad. Desenróscalo como si fuera un tornillo. Te quedarán las dos mitades y una tendrá el hueso. Introduce una cuchara de postres entre la piel y la pulpa y ves recorriendo todo el aguacate. Verás como se desengancha la pulpa de la piel y así tienes el aguacate totalmente pelado.

4. Regar con el zumo de un limón y triturar la pulpa con un tenedor. Añadir sal y una cucharada de aceite y remover hasta obtener una pasta.

5. Ahora mezcla las verduras cortadas con el aguacate.

6. Coloca la mezcla de verduras y aguacate sobre la pasta y a enrollar!

Y como siempre, ya tienes tu plato listo para que lo flipen todos!

Notas, consejos y otras hierbas:

Como has visto, este plato se come frío. Queda muy bien como entrante de fin de semana, así que puedes (y debes) comerlo todo el año.

Puedes acompañarlo con cualquier plato principal de pescado, que le dará una buena combinación.

Un vinito blanco afrutado o un buen cava le queda de maravilla. Créeme.

Pues nada, ya viste que se puede hacer con unas verduritas y una fruta. Venga! Anímate! O haz que se anime alguien especial para tí…. (compártelo amig@)

Crema de rovellons o nízcalo

¿Sabéis de aquellos días en que tienes frío, mucho frío?

Pues tal día como ese nació el “invento” de la crema de rovellons ( o níscalo, nízcalo  en español ).  Resulta que tenia que preparar la cena y como siempre me ocurría, había un montón de verdura que se me estaba pasando y tenia un aspecto que no podía darle más vida que una crema.

Así que ni corto ni perezoso me dispuse a hacer la crema. Pero… ¿siempre lo mismo? Y entonces vi algo que asomaba por la cocina que me hizo pensar….

Os cuento como le podéis dar un toque muy de otoño o invierno a vuestras cremas de verduras. ¡No os lo perdáis!

Preparados todos! ¡Empezamos con la crema de rovellons! ¡Que os aproveche!

Crema de rovellons o nízcalos

Ingredientes para 4 personas:

10 zanahorias

2 cebollas

1/2 pimiento verde

1 bote de setas (rovellons a trozos)

1 brick de caldo o 1 litro de caldo casero

aceite

sal

Preparación:

1. Pela y corta las zanahorias.

2. En una olla con un poco de aceite pon las zanahorias a pochar.

3. Añade al cabo de unos minutos la cebolla cortada a trozos.

4. Ahora añade el pimiento verde.

5. Cuando esté todo pochado (las verduras blandas), añade los “rovellons” a la olla y mézclalo durante 1 minuto.

6. Cubre todo con 3/4 de litro de caldo aproximadamente. Si es caldo casero mucho mejor pero si no tienes puedes hacerlo con caldo de brick o con agua y un par de pastillas de caldo.

7. Déjalo que hierba durante unos 10 minutos aproximadamente.

8. Trituralo todo con el brazo batidor ( minipimer ) hasta que quede con la textura que a ti te gusta.

9. Ya lo puedes servir bien calentito… y a esperar recibir besos por doquier!

Notas, consejos y otras hierbas:

Si no te terminas la cantidad que te ha salido no te apures! Puedes llevártelo en el tupper ya que es un plato que “recalentado” en el micro queda perfecto.

En ocasiones, cuando no he tenido tiempo de hacer una comida completa, he hervido algo de pasta y he usado la crema (espesa) como salsa y os aseguro que le queda genial!

¿Te ha gustado? No te lo quedes para ti! Compártelo con quien quieras!

¿Te gusta el paté natural?

Resulta que tienes invitados, y claro, entre el plato principal y los aperitivos no quieres que se te vaya la paga…

Pues aquí prandium te da una recetita de lo más sencilla, rápida, molona, original y baratita para que sorprendas a quien recibas en tu casa ;-)

¡Paté de champiñones!.. También puedes hacerla con otra seta que te guste más, pero una bandejita de 300 g de champiñones te costará alrededor de 1 € y quedas fantástic@.

pate champiñones

Necesitas: 1 cebolla, algún diente de ajo y champiñones. Aceite y sal. Nada más.

1. Pica un diente de ajo y la cebolla.

2. Pocha la cebolla con el ajo en una paella hasta que la cebolla esté blandita.

3. Pela y trocea los champiñones (o la seta que quieras utilizar)

4. Añade los champiñones a la paella y tira un poquito de sal.

5. Cuécelos hasta que queden blandos y hayan perdido su agua.

6. Ahora introduce los champiñones cocidos con la cebolla en un recipiente para poder triturarlo.

7. Con el turmix, tritura la mezcla.

8. ¡Listo!  ¿Que?¿Fácil, eh?…. acompáñalo de unas tostadas y lo fliparán contigo.

Bueno! Ya has visto esta receta es apta para todo tipo de personal: Niños, maridos manitas que no se atreven (o no quieren) entrar en la cocina, amantes de las pizzas congeladas, solteros de los de un yogur en la nevera… ¡Todos!

Como siempre, ésta y otras recetas fáciles las proponemos en prandium.es y te llevamos los ingredientes de proximidad para que puedas cocinarlo en casa.

Si te ha gustado ésta receta, no dudes en compartirla ;) Prandium quiere que la gente sonría y coma mejor!

¿Quieres estar al tanto de recetas como ésta? Deja tu e-mail y te mandamos info cada semana.

calabacín a la manera prandium

Ei prandiers del mundo!

¿Queréis una receta de lo más fácil como acompañamiento o primer plato molón?

En nuestro laboratorio testamos productos y recetas para ti. Mira esta. Fliparás.

calabacín prandium

Tomad nota:

1. Coges un calabacín grande. Tendrás para dos personas.

2. Salsa Viandox.. si, la salsa de los bocatas de lomo…

3. Semillas de lino, o sésamo, o pipas peladas… lo que te guste más.

4. Corta el calabacín a laminas finitas. Ojo con las mandolinas y similares! Guardar bien los deditos…

5. Calienta aceite en una sartén, cuando este bien caliente añade el calabacín y lo fríes hasta que te coja un color como tostadito.

6.  Retira el calabacín de la paella y sácale el excedente de aceite usando un papel absorvente.

7.  Pon el calabacín en un plato, lo aliñas con un poco de salsa Viandox y las semillas.

8. Preparate para recibir besos, abrazos, aplausos, sonrisas, ovaciones.

CONSEJOS, TIPS Y OTRAS HIERBAS:

Queda muy bien como acompañamiento a hamburguesas, carne y similares.

Rápido y molón.

¿Te ha gustado? ¿ Lo has encontrado de utilidad? En prandium lo que queremos es que tengas tiempo, que sonrías y que seas feliz.

Si te apetece saber más o recibir recetas periódicamente, regístrate: