calabacín a la manera prandium

Ei prandiers del mundo!

¿Queréis una receta de lo más fácil como acompañamiento o primer plato molón?

En nuestro laboratorio testamos productos y recetas para ti. Mira esta. Fliparás.

calabacín prandium

Tomad nota:

1. Coges un calabacín grande. Tendrás para dos personas.

2. Salsa Viandox.. si, la salsa de los bocatas de lomo…

3. Semillas de lino, o sésamo, o pipas peladas… lo que te guste más.

4. Corta el calabacín a laminas finitas. Ojo con las mandolinas y similares! Guardar bien los deditos…

5. Calienta aceite en una sartén, cuando este bien caliente añade el calabacín y lo fríes hasta que te coja un color como tostadito.

6.  Retira el calabacín de la paella y sácale el excedente de aceite usando un papel absorvente.

7.  Pon el calabacín en un plato, lo aliñas con un poco de salsa Viandox y las semillas.

8. Preparate para recibir besos, abrazos, aplausos, sonrisas, ovaciones.

CONSEJOS, TIPS Y OTRAS HIERBAS:

Queda muy bien como acompañamiento a hamburguesas, carne y similares.

Rápido y molón.

¿Te ha gustado? ¿ Lo has encontrado de utilidad? En prandium lo que queremos es que tengas tiempo, que sonrías y que seas feliz.

Si te apetece saber más o recibir recetas periódicamente, regístrate:

¡QUIERO DISFRUTAR DE LAS VACACIONES!

¡QUIERO DISFRUTAR DE LAS VACACIONES!

Te levantas. Un poco más tarde de lo normal, porque muchos estamos de vacaciones. Desayunas con los tuyos y te vas un rato a la playa o a la piscina, a disfrutar de esos momentos que tanto hemos estado esperando.

Después de la mañana de calor, seguro que te apetece comer algo fresquito y rápido. No nos engañemos, si estamos de vacaciones, estamos de vacaciones para todo y queremos trabajar lo justo.

Y entonces te acuerdas de tus amigos de Prandium, que te han dejado una receta preparada rica y fresquita para preparar en un momento.

Échale un vistazo si no te lo crees…

Receta para 4 personas:
Ingredientes:
9 tomates maduros
200 gr. de cerezas
½ cebolla
¼ de pimiento
¼ de pepino
Vinagre Blanco
1 diente de ajo
Sal
Pimienta
Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Primera pela los tomates. Para ello, escáldalos en agua hirviendo durante unos segundos hasta que veas que la piel revienta. En seguida, sumérgelos en agua helada y espera para pelarlos.
Quítale el hueso a las cerezas y prepara los demás ingredientes para triturarlos.
Pon todos los ingredientes en un recipiente y tritura bien.
Al final, añade el vinagre, sal y pimienta y aceite a hilo y prueba. Rectifica.
Puedes colarlo si quieres.

Pues no es nada difícil, ¿verdad?

A los que estáis de vacaciones, os deseamos todo el descanso que os merecéis :) A los que no lo estáis, os animamos a seguir aprovechando el tiempo para que disfrutéis de vuestros ratitos libres.

No hace falta que os digamos que en http://www.prandium.es podéis encontrar todas esas soluciones que os van a hacer sonreír.

COMO HACER LA COMPRA CON NIÑOS Y NO MORIR EN EL INTENTO

Es inevitable, todos los padres hemos pasado por esa experiencia. Por el ritmo de entre los pasillos comenzamos a sentir como esos pequeños y dulces angelitos provocan “esas” miradas que todos sabemos. O no lo habéis notado nunca en el cogote? “Mira pobre crío”, “Vaya padres”…. Notas esas afirmaciones mentales especialmente de las “super-abuelas” y como no, las personas que en su día decidieron no tener descendencia.

Esa fusión única que provoca la erupción del pequeño volcán normalmente se origina por el clásico “me compras esas chocolatinas?” o “quiero eso!” seguido del inequívoco sonido del NO! Esa especie de gruñido que sueltan el padre o la madre atormentados por la cantidad de gente que deambula sin rumbo por los pasillos del súper y que porque no decirlo ya de paso, MOLESTAN.

Dicho de otra forma, tienen ese parecido razonable a las señoras que circulan por las aceras y que, sin saber ni como ni porque, eres incapaz de adelantarlas. No os pasa?

Pero eso daría para un post entero para ellas!

Volviendo a los retoños, en ese momento se inicia el “o ellos o nosotros” y es importante mantener un estado sereno demostrando quien manda aquí.

Pero vayamos al origen del problema y espero que en este post, os ayude un poco a prever o anular DE-FI-NI-TI-VA-MEN-TE esas “situaciones” que tanto nos incomodan y que luego comentamos entre risas en una cena con amigos al son de “me lo hubiera comido”. Os adjuntamos unos pequeños consejos….

Haz una lista y revísala DOS VECES. No salgas de casa sin un objetivo claro. De esta forma, podrás tener un control fehaciente del tiempo real que falta por salir del súper y poder regular los esfuerzos durante la tarde. Seria lo que a los maratonianos supone saber cuantos kilómetros deben recorrer.

Un niño alimentado es un niño feliz. NI SE TE OCURRA IR AL SUPER SIN QUE EL NIÑO/A HAYA MERENDADO. Seria un acto de valentía suprema por tu parte juntar el hambre con la tentación de los productos estratégicamente situados en los lineales. Eso es marketing, y al que lo inventó, lo deberíamos….en fin, que eso, que podía haber pensado en otra cosa!

Negocia las normas. Es decir, bajo ningún concepto tu lista de la compra se verá modificada en ningún momento. Ningún producto esta sujeto a cambio. Ni los tuyos propios. Esa norma debe estar negociada ANTES DE SALIR DE CASA.

Añadir que esa norma no se verá alterada ante un producto “nuevo y mejor” que el que se haya puesto en la lista.

La táctica del despiste y/o el juego. Si todo lo anteriormente citado falla, siempre nos queda el marido que llevará al niño al elefante, caballo, coche, avión, barco o cualquier otra cosa que os podáis imaginar transformado en máquina diabólica de engullir euros a una velocidad supersónica. Porque, ¿no os parece que cada vez dura menos tiempo la moneda?

Bien amigos, estos son unos buenos trucos que he aprendido a razón de tozuderias varias con el pequeño monstruito de la casa cuando lo llevamos de compras.. Pero eso era antes, porque ahora con www.prandium.es nos traen los frescos a casa.

Así que ahora, esta historia ya no puedo contarla en presente. Cuando a la gente le pasa esto, nosotros estamos en el parque jugando. A que mola más www.prandium.es ahora?

Niño no quiere ir a comprar. Viva Prandium