Crema de espárragos

Crema de espárragos

Siempre me ha dado mucha envidia cuando veo a algún jubilado que viene de pasear con un manojo de espárragos silvestres en la mano. Estos espárragos son sencillamente un manjar (en tortillas, a la barbacoa…) pero si os he de ser sincero, no he tenido nunca la destreza en encontrarlos :(

Por suerte, venden unos manojos que se le parecen bastante y que nos dan una oportunidad  todo el año para poder disfrutar de este producto:

Hoy os presentamos la receta de crema de espárragos.

crema de esparrágos

Ingredientes para 4 personas:

1 manojo de espárragos verdes

2 cebollas troceadas

1 patata

1 vaso de leche

Aceite de oliva

Sal

Pimienta blanca

1 pastilla de caldo de ave ( o caldo casero )

Preparación:

1. Lava los espárragos verdes y córtalos a trozos. Separa los tallos (el tronco) y reserva las puntas.

2. Pela, lava y trocea la patata.

3. En una olla, añade las cebollas troceadas con un poco de aceite y sal. Dóralas un poco y añade los troncos de espárrago troceado.

4. Remueve durante un par de minutos y cubre con con agua con la pastilla de caldo (o caldo en vez de agua si tienes). Añade la patata.

5. Deja hervir tapado unos 20 minutos a fuego medio.

6. Mientras, salteamos las puntas del espárrago en una sartén con aceite de oliva y sal y las reservas para la decoración.

7. Una vez pasado el tiempo de cocción, tritura la crema con una batidora. Añade la leche y vuelve a triturar de nuevo hasta que la textura sea la que más te guste (mejor fina).

8. Rectifica de sal y pimienta a tu gusto.

9. Para servir, añade las puntas del espárrago en el centro como decoración.

¡Y si! Como siempre ya está terminada la receta sin complicaciones que te proponemos!

Bienvenido a la NO MONOTONIA en las comidas en casa :)

Anuncios

Espinacas a la crema o cremosas

Una recetaza de las que gustan mucho! En serio, si eres hombre, mujer, niño, adolescente con las hormonas alteradas, abuelo, joven con experiencia… Seas como seas, te gustará. Y además lleva VERDURA!

Receta de espinacas a la crema (cremosas)

Espinacas a la crema o espinacas cremosas

¿Te atreves con la verdura?

Ingredientes para 4 personas:

500 g de espinacas

1 brick de leche evaporada (de esa que anuncia Martina Klein…entre otras cosas)

1/2 cebolla

1 diente de ajo

Queso para gratinar

Sal y pimienta al gusto

Preparación de las espinacas a la crema

1. En una sartén con un poquito de aceite pon la cebolla y el ajo picados a dorar. Deja que se hagan unos minutos a fuego suave.

2. Cuando veas que la cebolla se pone transparente,  añade las espinacas.

3. Mientras remueves todo, añade la leche evaporada.

Nota: Normalmente estos envases son de 500g. Utiliza la cantidad que veas oportuna para que quede ligado con las espinacas.

4.  Rectifica de  sal y pimienta a tu gusto y déjalo cocinar unos minutos más.

5. En una fuente para horno añade las espinacas a la crema y las espolvoreas con queso generosamente.

6. Gratinar en el horno a 200ºC hasta que la superficie del queso quede dorada.

 

Este plato es un perfecto entrante que combinará de maravilla con una carne como plato principal. Disfrútalo.

 

Calabacín relleno de atún

Esta planta se tiene conocimiento de que se usaba ya por allá el año 5.000 a.C … Entonces digo,…¿por algo será que todavía le tenemos esta devoción, no?

Y es que el calabacín es un básico para mi. Un “must” como dicen los molones.

Así que no queremos ser pesaditos con el tema, y vamos a por la súper fácil receta de calabacín relleno de atún:

Calabacín relleno de atún

Ingredientes 4 personas:

2 calabacines

2 latas de atún o bonito

Queso mozarella

1 cebolla

1 tomate pelado y cortado en cubitos

2 dientes de ajo

Aceite de oliva

Orégano

Pimienta

Sal

Elaboración de la receta:

1.En una sartén con aceite caliente, añade los ajos y déjalos que se doren 1 minuto. Añade la cebolla y a fuego medio que vaya pochando.

2. Limpia y corta los calabacines por la mitad para que te queden en forma de barca. Es decir, en horizontal.

3. Vacía los calabacines.

4. Hornea los calabacines con un poco de aceite y sal para que queden blandos. Aproximadamente unos 7-10 minutos.

5. Añade a la paella que tienes pochando la cebolla la pulpa que has extraído de los calabacines.

6. Cuando esté la verdura de la paella blandita, añade el tomate y un poco de azúcar para quitar la acidez del tomate. Luego añade la sal y el orégano y cocínalo todo durante unos minutos (el truco es ver cuando el tomate empieza a quedar de color marrón).

7. Añade ahora el atún.

8. Rellena los calabacines con la verdura pochada.

9. Añade queso mozzarela o queso de fundir y gratína durante unos minutos.

Y aqui tienes la forma en que los niños (y los no tan niños) comerán verdura molona. No me dirás que no es mejor que una hamburguesa del McD…., ¿verdad?

Y tu, ¿cómo los haces?

alcachofas rellenas de jamón y queso de cabra

Ya sabéis que aqui somos muy fans de la alcachofa. La rellenamos con todo… Y la muy…xxxxx…. siempre queda bien con todo! ¿Se entiende porque soy un increíble admirador de tan sano producto?

Vamos a prepararlas hoy de forma que tenga ese punto más personal si cabe..

Os presentamos la receta de alcachofas rellenas de jamón y queso de cabra

Alcachofa rellena de jamón y queso de cabra

Así que… vamos allá!

RECETA DE ALCACHOFAS RELLENAS DE JAMÓN Y QUESO DE CABRA

Ingredientes para 4 personas:

8 alcachofas
100 gr. de jamón del bueno
Queso de cabra pequeño
Aceite de oliva
Sal

Preparación:
1. Lavar bien lavadas las alcachofas. Retirar el tallo (cortando un poco la base, para que se puedan mantener de pie) y cortar las puntas.

2. Retirar las hojas exteriores más duras y abrirlas, intentando quitar o retirar la parte interior, de manera que queden como una cazuelita.

3. Preparadas de esta forma, ponerlas a hervir en agua con abundante sal unos diez minutos. Este punto es importante, porque si las cocéis sin sal os quedarán sosas y con la forma que tienen, es un defecto muy difícil de corregir a posteriori y que deslucirá muchísimo el plato.

4. Cuando haya acabado la cocción sacarlas del agua y dejarlas escurrir boca abajo un rato hasta que queden bien secas.

5. Una vez secas, rellenar la parte interior con el jamón, previamente cortado en taquitos o trocitos muy finos. Finalmente, colocar encima de cada alcachofa una rodaja de queso de cabra.

6. Meter en el horno previamente caliente y gratinar a 180º unos 5-10 minutos, hasta que el queso se haya dorado. Servir inmediatamente (este plato frío pierde mucho, así que no te la juegues).

7. Comer este fantástico plato junto con quien quieras con locura. Los besos están garantizados.

Y como ves, siempre te mostramos recetas fáciles, sanas, buenísimas y con un punto diferente para que comas molón sin tener que ser un chef pro. ¡¡Ni que quisieras salir en la tele!!

Si quieres que alguien que quieres pueda comer igual que tu y que sea feliz como tu, no lo dudes! Compártele esta receta y más que encontrarás en este blog. Seréis felices todos!

Mejillones a la vinagreta

¿Sabías que los mejillones tienen una cantidad parecida de proteínas que un bistec de ternera? Y ahora viene lo mejor.. ¿Sabías que no tiene apenas calorías?

¡Pues sí! El mejillón es uno de los manjares que todavía nos podemos permitir ya que su precio no es descabellado. Es fuente de salud y de proteínas y además, tiene un sabor muy bueno. Digamos que es como comer el mar.

Así que a un producto tan sencillo y tan bueno le toca una receta bien sencilla y buena. ¿Os apuntáis a la moda mejillón?

Vamos con la receta de mejillones a la vinagreta.

Mejillones a la vinagreta

Ingredientes para 4 personas

Buenos mejillones, a nosotros nos gustan de roca.

1 hoja de laurel

Agua

1/2 pimiento rojo

1 pimiento verde italiano

1 cebolleta mediana

Sal

Vinagre

aceite de oliva virgen extra.

Cómo hacer mejillones a la vinagreta:

1. Limpiamos los mejillones y les arrancamos los bigotes que le salen con la ayuda de un cuchillo. Tira con un poco de fuerza del bigote y saldrá solo.

2. En una cazuela, ponemos un dedo de agua y la hoja de laurel.

3. Vertimos los mejillones dentro de la cazuela y los dejamos que se abran al vapor.

4. Corta fino los pimientos y la cebolleta.

5. En un bol, mezcla los pimientos y la cebolleta con una vinagreta de aceite virgen extra, sal y vinagre.

6. Sirve los mejillones en una fuente y cúbrelos con la vinagreta que te ha salido. Siempre le queda muy bien también un poco de limón para quien le guste.

¡Ya está! Tu mesa quedará súper espectacular con una receta tan fácil y tan sana como esta.

Mira que llega a ser fácil tener a tus seres queridos contentos, ¿verdad?

Notas, consejos y otras hierbas:

Imagínate esta receta con una cervecita en la mano, viendo tu programa preferido o compartiendo una buena conversación con tus amigos. ¿Mola no?

No hace falta que sea para cenar. Esta receta es apta para comer, cenar, como aperitivo… en definitiva, como a ti te parezca mejor!

¿Te ha gustado? Pues compártela con quien más quieras!